La diabetes es una de las enfermedades más recurrentes en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud OMS, alrededor de 350 millones de personas en todo el mundo sufren de una enfermedad metabólica. En México es la segunda causa de muerte, y se dice que en un futuro 1 de cada tres mexicanos será diabético. Una diabetes suele ser horrible ya menudo no causa síntomas agudos.

La diabetes es un trastorno del metabolismo, que conduce a un aumento de los niveles de glucosa en la sangre.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes tipo 2, es la forma más común de diabetes, las células del cuerpo son cada vez más insensibles a la hormona insulina. Esto es para promover la absorción de glucosa (glucosa) de los canales de sangre en las células, donde el azúcar sirve para generar energía. Como resultado de la insensibilidad creciente de las células, el nivel de glucosa en sangre aumenta. Los factores de riesgo para este tipo de diabetes son ante todo una predisposición genética, sobrepeso y falta de ejercicio. Afecta más a las personas de la tercera edad, pero cada vez jóvenes la adquieren.



¿Qué es la diabetes tipo 1?

La segunda forma más común es la diabetes tipo 1. Es una enfermedad autoinmune. El propio sistema inmunológico destruye las células del páncreas, que producen la hormona insulina. Por lo tanto, hay una deficiencia de insulina. Con el fin de tratar el aumento de los niveles de glucosa en la sangre, los enfermos por lo general tienen que inyectarse insulina para el resto de sus vidas. La diabetes tipo 1 ocurre a menudo en la juventud o en la edad adulta joven.

Algunos de los síntomas

Micción frecuente: En el caso de la diabetes, el cuerpo intenta excretar el azúcar presente en la sangre sobre la orina. Por lo tanto, las personas afectadas pueden tener un mayor deseo de orinar (poliuria). Éste es a menudo el primer signo de la diabetes.

Mucha sed: Un mayor deseo de orinar puede causar una deficiencia de agua. Las personas afectadas sienten entonces una mayor necesidad de beber.

Piel seca: Una piel seca puede ser un signo de diabetes. También ocurre cuando el cuerpo excreta el azúcar sobre la orina y por lo tanto pierde líquido.

Cansancio: Una diabetes puede llevar a la persona afectada a sentirse débil

Pérdida de peso: En algunos casos, la diabetes conduce a la pérdida de peso. Esto se debe, por un lado, a la pérdida de líquido debido al aumento de la necesidad de orinar.

Las heridas tardan en cicatrizar: En la diabetes, el sistema inmunológico se debilita. Aunado a una mala circulación, hace que la piel tarde en cicatrizar.

Si presenta alguno de estos síntomas, no dude en acudir con un especialista como lo es Dra. Norma Juárez Díaz González