La artritis es un trastorno articular con inflamación. Una articulación es un área del cuerpo donde se unen dos huesos diferentes. Una articulación funciona para mover las partes del cuerpo conectadas por tus huesos. La artritis significa literalmente inflamación de una o más articulaciones.



La artritis suele ir acompañada de dolor articular. El dolor en las articulaciones se conoce como artralgia. Cuando están involucradas cuatro o más articulaciones, la artritis se conoce como poliartritis. Cuando se trata de dos o tres articulaciones, se conoce como oligoartritis. Cuando solo está involucrada una sola articulación, se la denomina monoartritis.



Hay muchos tipos de artritis (más de 100 identificados). Los tipos de artritis van desde los relacionados con el desgaste del cartílago (como la osteoartritis) hasta los relacionados con la inflamación resultante de un sistema inmunitario hiperactivo (como la artritis reumatoide). En conjunto, los muchos tipos de artritis constituyen una de las enfermedades crónicas más comunes.



Medicamentos
El tratamiento de la artritis se enfoca en aliviar los síntomas y mejorar la función articular. Es posible que deba probar varios tratamientos diferentes, o combinaciones de tratamientos, antes de determinar qué funciona mejor.



Terapia



La fisioterapia puede ser útil para algunos tipos de artritis. Los ejercicios pueden mejorar el rango de movimiento y fortalecer los músculos que rodean las articulaciones. En algunos casos, se pueden usar férulas.




<b>Cirugía</b>



Si las medidas anteriores no ayudan, tu médico puede sugerir una cirugía, como:



 



Reparación de articulaciones. En algunos casos, las superficies de las articulaciones se pueden suavizar o realinear para reducir el dolor y mejorar la función. Estos tipos de procedimientos a menudo se pueden realizar por vía artroscópica, a través de pequeñas incisiones en la articulación.



 



¿Buscas un diagnóstico? Llama a la Dra.  Norma Juárez Díaz González.